Qué diferencia a un Arquitecto de un Arquitecto Técnico

En esta entrada del blog te explicamos la diferencia entre Arquitecto y Arquitecto Técnico

Es habitual que haya cierta confusión a la hora de diferenciar entre estas dos titulaciones académicas, la de Arquitecto y la de Arquitecto Técnico. Esta confusión es aún mayor cuando los primeros se autodenominan Arquitectos Superiores, llegando a confundir a jueces y letrados en sede judicial añadiendo este adjetivo «heredado» en ocasiones de las Escuelas denominadas Superiores.

Ahora bien, aclarado el problemillas de los egos y la superioridad, debemos atender a lo indicado en la Ley, en concreto en estas dos, no sin antes aclarar que actualmente la titulación denominada Ingeniero de la Edificación es sensiblemente equivalente a la de Arquitecto Técnico (salvando el salto diplomatura – grado) y la mejor denominación de todas: Aparejador (en siguientes post habaremos de los aparejos y de Guillen de Rohan)

  • Ley 12/1986, de 1 de abril, sobre regulación de la atribuciones profesionales de los Arquitectos e Ingenieros técnicos.
  • Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación, más conocida como la LOE.

¿Qué competencias tiene el Arquitecto?

Pues bien, citando textualmente la Ley,

“Cuando el proyecto a realizar tenga por objeto la construcción de edificios para los usos indicados en el grupo a) del apartado 1 del artículo 2, la titulación académica y profesional habilitante será la de arquitecto.”

“Cuando el proyecto a realizar tenga por objeto la construcción de edificios para los usos indicados en el grupo b) del apartado 1 del artículo 2, la titulación académica y profesional habilitante, con carácter general, será la de ingeniero, ingeniero técnico o arquitecto y vendrá determinada por las disposiciones legales vigentes para cada profesión, de acuerdo con sus respectivas especialidades y competencias específicas.”

“Cuando el proyecto a realizar tenga por objeto la construcción de edificios comprendidos en el grupo c) del apartado 1 del artículo 2, la titulación académica y profesional habilitante será la de arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico y vendrá determinada por las disposiciones legales vigentes para cada profesión, de acuerdo con sus especialidades y competencias específicas”.

El arquitecto tiene facultad para redactar los proyectos incluidos dentro de todos los ámbitos a), b) y c) aunque en las tipo a), tiene exclusividad como se cita textualmente en el art.10 de la LOE en el segundo párrafo y la b) solo en el caso que se altere en conjunto la volumetría y/o sistema estructural y/o el uso del edificio.

La dirección de obra ¿Quien la hace?

Es el agente que, formando parte de la dirección facultativa, dirige el desarrollo de la obra en los aspectos técnicos, estéticos, urbanísticos y medioambientales, de conformidad con el proyecto que la define, la licencia de edificación y demás autorizaciones preceptivas y las condiciones del contrato, con el objeto de asegurar su adecuación al fin propuesto.

Legalmente debe estar en posesión de la titulación académica y profesional habilitante de arquitecto.

Son responsabilidad de este:

Resolver las contingencias que se produzcan en la obra y consignar en el Libro de Órdenes y Asistencias las instrucciones precisas para la correcta interpretación del proyecto.

Elaborar, a requerimiento del promotor o con su conformidad, eventuales modificaciones del proyecto.

Suscribir el acta de replanteo o de comienzo de obra y el certificado final de obra, así como conformar las certificaciones parciales y la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas, con los visados que en su caso fueran preceptivos.

  • Elaborar y suscribir la documentación de la obra ejecutada para entregarla al promotor, con los visados que en su caso fueran preceptivos.
  • Suscribir el acta de replanteo o de comienzo de obra y el certificado final de obra, así como conformar las certificaciones parciales y la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas, con los visados que en su caso fueran preceptivos.
  • Elaborar y suscribir la documentación de la obra ejecutada para entregarla al promotor, con los visados que en su caso fueran preceptivos.
  • Verificar el replanteo y la adecuación de la cimentación y de la estructura proyectadas a las características geotécnicas del terreno.
  • Resolver las contingencias que se produzcan en la obra y consignar en el Libro de Órdenes y Asistencias las instrucciones precisas para la correcta interpretación del proyecto.

¿Y los Arquitectos Técnicos?

Si leemos con atención la LOE, en su artículo 10 indica lo siguiente:

“Cuando el proyecto a realizar tenga por objeto la construcción de edificios para los usos indicados en el grupo b) del apartado 1 del artículo 2, la titulación académica y profesional habilitante, con carácter general, será la de ingeniero, ingeniero técnico o arquitecto y vendrá determinada por las disposiciones legales vigentes para cada profesión, de acuerdo con sus respectivas especialidades y competencias específicas.
Cuando el proyecto a realizar tenga por objeto la construcción de edificios comprendidos en el grupo c) del apartado 1 del artículo 2, la titulación académica y profesional habilitante será la de arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico y vendrá determinada por las disposiciones legales vigentes para cada profesión, de acuerdo con sus especialidades y competencias específica.

La facultad de elaborar proyectos descrita en el párrafo a), se refiere a los de toda clase de obras y construcciones que, con arreglo a la expresada legislación, no precisen de proyecto arquitectónico, a los de intervenciones parciales en edificios construidas que no alteren su configuración arquitectónica, a los de demolición y a los de organización, seguridad, control y economía de obras de edificación de cualquier naturaleza.

¿Quien es el Director de Ejecución de la Obra?

El director de la ejecución de la obra es el agente que, formando parte de la dirección facultativa, asume la función técnica de dirigir la ejecución material de la obra y de controlar cualitativa y cuantitativamente la construcción y la calidad de lo edificado.

Debe poseer la titulación habilitante: que según la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, para edificios con los siguientes usos (administrativo, sanitario, religioso, residencial en todas sus formas, docente y cultural), la titulación académica y profesional habilitante será la de arquitecto técnico.

  • Verificar la recepción en obra de los productos de construcción, ordenando la realización de ensayos y pruebas precisas.
  • Dirigir la ejecución material de la obra comprobando los replanteos, los materiales, la correcta ejecución y disposición de los elementos constructivos y de las instalaciones, de acuerdo con el proyecto y con las instrucciones del director de obra.
  • Consignar en el Libro de Órdenes y Asistencias las instrucciones precisas.
  • Suscribir el acta de replanteo o de comienzo de obra y el certificado final de obra, así como elaborar y suscribir las certificaciones parciales y la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas.
  • Colaborar con los restantes agentes en la elaboración de la documentación de la obra ejecutada, aportando los resultados del control realizado.

Puntuación: 5 de 5.

Sígueme

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.